Nelson Estrada Solórzano

Nacido en Managua, Nicaragua (1949) es un artista de facetas entrañables que demuestra ingenio y versatilidad. Su acercamiento a las artes plásticas y la música le ha permitido un registro notable tanto del realismo como lo abstracto. En su trabajo artístico es evidente lo íntimo y familiar, rasgo que reproduce en distintas obras. Esto denota un sólido discurso que le ha permitido desarrollarse como un artista consciente de la forma y expresión así como de los valores humanos. Sus logros más recientes como la exposición Asómate en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra (2019), y posterior a esto, su participación en la Bienal de Florencia, Italia (2019), fueron de gran importancia para su progreso en el mundo de las bellas artes. 
(Introducción de Orell Ordoñez)

Previo a su ingreso al ramo del arte plastico, Estrada Solórzano ejerció durante casi cuatro décadas, posiciones directivas en las areas financiera y administrativa en bancos internacionales y empresas de alta proyección en México. En 1990 cumplió su deseo de retornar a Nicaragua, pais que lo vió nacer y que dejó en 1962, y una vez familiarizado se integró conformando una empresa en el ramo de la consultoría y la construcción donde consiguió mucho éxito. 

Para llevar a fruición el desarrollo residencial Lomas de Santo Domingo, Estrada Solórzano dirigió desde los diseños iniciales, movimiento de tierra y diseño de calles y casas hasta la entrega llave en mano de bellas residencias, cuyo reparto hoy dia figura entre las mejores urbanizaciones residenciales de Nicaragua.

Estrada Solórzano elaboró diseños arquitectónicos de varias residencias, incluyendo dos, una cita sobre la Calle Rubén Darío #2 y la otra sobre la Calle O. d’Leon #8, donde el y su familia residieron y que luego les fueron adquiridas para uso como residencia de las embajadas de Dinamarca y de la Union Europea. Vale recordar las palabras vertidas por el extraordinario arquitecto de Nicaragua, Eduardo Chamorro Coronel, cuyo curriculum incluye los diseños de impactantes estructuras como la Cancilleria, Correos, el Aeropuerto Internacional, el Banco Central y el haber colaborado con la construcción del Teatro Nacional Rubén Darío. El Arq. Chamorro visitó en varias ocasiones la residencia sobre la Calle O. d‘ Leon #8, diseñada por su dueño el pintor, Estrada Solórzano, y le escribió lo siguiente:

“Sobre una cumbre esta la casona que rehusó a ser castillo al abrir sus puertas y ventanas a la luz y las brisas que la cruzan, hasta las lluvias bañan sus corredores abiertos, trayendo el cambio del día y la noche, de la tormenta y de la calma, dentro de los espacios internos que sin llegar a ser monumentales prestos a acoger la música que revolotea alrededor del pianista, arquitecto y hoy pintor que se renueva constantemente en esta casona que en la cumbre rehusó ser castillo” Ernesto Chamorro Coronel, 6 de Abril, 2019Estrada Solórzano persiguiendo la excelencia optó en el 2001 por al ramo de la pintura, iniciando con retratos de familiares, siguiendo el credo que un pintor debe iniciar capturando imagenes humanas previo a incursionar a cualesquier otro tema, o estilo. 

Julio Valle Castillo y Bayardo Gamez, dos importantes criticos de arte, escribieron ensayos sobre la obra de Estrada Solórzano, ambas las cuales se incluyen en otro segmento de este sitio web.